¿Qué significa orgánico, natural y transgénico?

En esta fiebre de buscar alternativas más saludables, nos vamos dejando influenciar por lo que las celebridades y figuras dicen, sin investigar un poco más allá. Me puse a pensar mucho en las tendencias que vemos día a día en las redes sociales, locales comerciales y supermercados que promocionan productos de supuesta procedencia orgánica. Pero en la mayoría de los casos se desconoce las diferencias entre: orgánico, natural y no transgénico.

Hace unas semanas leí estupefacta la noticia de que en un local de Estados Unidos vendían soya y maíz convencional haciéndolo pasar por orgánico, es decir, estafando al consumidor, obligándolo a pagar más por un producto que en el mercado normal tiene un costo mucho más bajo.

En esta fiebre de buscar alternativas más saludables, nos vamos dejando influenciar por lo que las celebridades y figuras dicen, sin investigar un poco más allá. Me puse a pensar mucho en las tendencias que vemos día a día en las redes sociales, locales comerciales y supermercados que promocionan productos de supuesta procedencia orgánica. Pero en la mayoría de los casos se desconoce las diferencias entre: orgánico, natural y no transgénico.

Empecemos por reconocer el concepto más fácil.

¿Qué significa un producto libre de transgénicos?

Un producto libre de transgénicos significa que en su materia prima no existen frutos, legumbres y semillas que hayan sido modificadas genéticamente. Por lo general se modifica el ADN de las plantas para que estas sean más productivas y tengan menor tiempo de crecimiento, sean resistentes a virus y plagas, así mismo se las suele alterar para que sus frutos sean de las mismas características, es decir de color y tamaño similar.

El riesgo del consumo de productos transgénicos

Según la Organización Mundial de la Salud, no existen contraindicaciones en el consumo de productos transgénicos. Sin embargo, varios estudios relacionan el consumo de alimentos transgénicos con el aparecimiento de alergias y sensibilidades e incluso de tipos de cáncer. Indican también que el consumo frecuente también puede derivar en daños hepáticos y resistencia hacía los antibióticos, generando que ciertas bacterias puedan proliferarse con mayor facilidad e incluso pueden tener efectos negativos en la fertilidad.

¿En qué alimentos encontramos transgénicos?

En Ecuador se mantiene vigente la ley que determina que los alimentos procesados que contienen dentro de su materia prima algún transgénico, debe colocar en la parte frontal de su diseño en un recuadro con fondo blanco con el texto: ¨Contiene transgénicos¨(siempre que el contenido de transgénicos supere el 0,09%).

Según la Ley Orgánica del Régimen de la Soberanía Alimentaria (LORSA) publicada el año 2009 y modificada el año 2010, menciona; “Las materias primas que contengan insumos de origen transgénico únicamente podrán ser importadas y procesadas, siempre y cuando cumplan con los requisitos de sanidad e inocuidad, y que su capacidad de reproducción sea inhabilitada, respetando el principio de precaución, de modo que no atenten contra la salud humana, la soberanía alimentaria y los ecosistemas. Los productos elaborados en base a transgénicos serán etiquetados de acuerdo a la ley que regula la defensa del consumidor”.

¿En Ecuador existen transgénicos?

En la constitución, el Ecuador se declara como un país libre de transgénicos. Sin embargo, en el año 2017 el país permitió el ingreso de semillas transgénicas para fines investigativos. Un efecto no deseado posible de la inserción de estas semillas, podría ser la generación de una ¨supramaleza¨ o maleza altamente invasiva, que tendría un poder reproductivo superior al de la semilla convencional. Adicionalmente esta medida puede ser muy dañina para los cultivos ancestrales existentes en Ecuador, donde actualmente hay 7,000 especies de cultivos y más del 50% de las semillas son nativas.

¿Existe Amaranto transgénico?

El Amaranto ha sido considerado el arma natural en contra de los transgénicos. Debido a su resistencia natural ante el Glifosato, y gracias a su enorme capacidad de adaptación a diferentes condiciones que perjudican al crecimiento de cultivos transgénicos (que son fumigados exclusivamente con Glifosato).

¿Qué significa producto orgánico?

Veo con cierto recelo el cómo los influencers de salud, figuras públicas y hasta profesionales fomentan el consumo de ciertos productos alegando que son orgánicos (sin saber cómo han sido cultivados o su proceso de producción y la trazabilidad de los mismos).

Son productos alimenticios de origen agropecuario obtenidos en cumplimiento de normas de producción con certificación válida. Se consideran sinónimos los términos “orgánico” “ecológico” y “biológico”.

Un producto orgánico debe ser completamente libre de: transgénicos, plaguicidas, fertilizantes de síntesis química, hormonas, antibióticos, residuos de metales pesados, sin uso de colorantes y saborizantes artificiales, así como de Organismos genéticamente Modificados (OGM). Un producto orgánico requiere trabajo y compromiso dentro de toda su cadena de producción, que inicia desde sus sembríos.

Para que un cultivo se denomine orgánico, se debe tomar en cuenta desde la posición geográfica del cultivo, la ubicación de la parcela donde se procederá a sembrar, e incluso se debe verificar que en sus alrededores no existan florícolas o cultivos que hayan sufrido de fumigaciones con glifosato o productos no orgánicos. Esta verificación debe ser exhaustiva, pues los cultivos se pueden contaminar incluso por residuos de los herbicidas o fertilizantes en el aire.

Se debe verificar incluso la tierra donde se procede a sembrar, esta no debe haber sufrido de fumigaciones durante por lo menos 3 años antes del sembrío orgánico. Posteriormente durante su crecimiento, las plantas que hayan sido sembradas sólo pueden ser fumigadas con productos orgánicos (certificados) y durante su proceso post cosecha, transporte y almacenamiento se debe evitar la contaminación cruzada con productos no orgánicos.

Posteriormente si se trata de un producto derivado de la agroecología, todos los ingredientes e insumos del producto deben ser certificados orgánicos y se debe evitar el transporte y almacenamiento con productos no orgánicos, se debe verificar e inspeccionar la planta de producción con el fin de certificar que durante su proceso de transformación no exista contaminación cruzada.

Para que un producto sea denominado como Orgánico, debe estar certificado (por un Organismo Certificador) según la norma para la que se aplique. En Ecuador se usan las normas nacionales, sin embargo si se desea exportar se debe obtener la certificación avalada por las normas de la Unión Europea o USDA.

Actualmente, en Gramolino nos encontramos certificando nuestros productos bajo las normas de la Unión Europea que garantizan que nuestro producto es orgánico.

¿Qué significa producto natural?

Es un producto o compuesto elaborado en la naturaleza, sin intervención del hombre. Un claro ejemplo de producto natural es la miel pura o las materias primas derivadas del sector agropecuario. Se consideran productos naturales:

Leche

Miel

Huevos

Frutos

Cereales

Granos

Hortalizas

Estos pueden ser certificados como orgánicos siempre y cuando sus sembríos sean libres de: Transgénicos, plaguicidas, fertilizantes de síntesis química, hormonas, antibióticos, residuos de metales pesados, sin uso de colorantes y saborizantes artificiales, así como de Organismos genéticamente Modificados (OGM).

En resumen:

Un producto natural puede ser orgánico, y un producto orgánico es siempre un producto derivado de agroecología natural. Un producto transgénico no puede ser orgánico, sin embargo un producto transgénico si puede ser natural.

Un producto orgánico si resulta más caro que un producto convencional, pero se debe a que todo su proceso ha sido verificado exahustivamente. Las certificaciones no son íconos para embellecer un envase, son sinónimos de compromiso, calidad y de transparencia de los productos.

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud

Diario el Universo

http://www.quericoes.com

http://www.wormsargentina. com

Agrocalidad

La historia de Amati

Descubre aquí la historia de Amati, la primera bebida de amaranto a nivel mundial empacada en tetrapak.

Amati tiene una historia corta pero emotiva. Si bien no lleva mucho tiempo en el mercado, su desarrollo y producción tomo tiempo e investigación. Pero sobretodo el compromiso pasión de Nelly Moreno.

Hace al rededor de 10 años nuestra gerente general, Nelly Moreno, sufrió de un ataque de pánico causado por un desbalance de serotonina en el cerebro. Los médicos la colmaron con tranquilizantes y medicación. Sin embargo al ser ingeniera en alimentos siempre tuvo la inquietud de un alimento que le ayudara a producir serotonina de una forma natural. Bajo esta premisa ella inicio una corta investigación, en varias fuentes se mencionaba que un producto recomendado eran las almendras y las nueces, sin embargo para que ellas llegasen a hacer efecto, debía consumir una cantidad enorme de estos frutos secos a diario.

Al continuar con su investigación ella se encontró con este maravilloso pseudo cereal que al contener triptófano facilita la producción de serotonina, de forma natural. Inmediatamente se puso en contacto con el Ing. Eduardo Peralta del INIAP, quien justamente se encontraba en medio de un proyecto de rescate de granos y semillas ancestrales del Ecuador. Juntos iniciaron un plan para facilitar la siembra de amaranto en el país.

En Ecuador, hasta hace poco el amaranto era un grano desconocido pues después de la conquista española se arraigó la creencia de que era una hierba mala. Conjuntamente con el INIAP y las comunidades indígenas se trabajó en fomentar su cultivo.

Nelly integró el amaranto como parte de su dieta diaria y poco a poco fue mejorando su salud y producción de serotonina. Incluso ha reducido notablemente el uso de medicación. Sin embargo integrar el amaranto en su dieta no fue una tarea fácil. Desde el desayuno hasta la cena, todo contenía amaranto. Para facilitar su consumo decidió hacer una bebida que ella pudiera llevar consigo todos los días. Así se interno a realizar pruebas, dando como resultado una bebida de sabor, aroma y textura inigualable.

Inicialmente la bebida no tenía fines comerciales, solo se la consumía de manera personal. Sin embargo debido al compromiso y pasión de Nelly, ella consideró el realizarla para compartir con mucha gente una opción saludable y que ademas contribuyera al desarrollo de las comunidades productoras de Amaranto en el Ecuador.

Nelly siempre tuvo claro que la bebida no debía tener aditivos, ni conservantes, ni colorantes, ni edulcorantes. Pues su visión siempre se centró en crear una bebida sana y nutritiva. Dado que el Amaranto es el mejor alimento de origen vegetal, se consideró que debía tener el mejor empaque. Fue así que se dio cita con Tetra Pak, quienes realizaron pruebas que verificaron y certificaron la calidad de la bebida en sus laboratorios en Brazil. Al ser un emprendimiento y no contar con la capacidad de envasar la bebida de manera personal, Tetra Pak sugirió trabajar con Grupo Gloria (LEANSA) quienes ahora son nuestros aliados y colaboran envasando nuestra deliciosa bebida de amaranto. Es gracias a su envase podemos garantizar la frescura y naturalidad del producto.

Tetra Pak no solo realizó un análisis de la calidad del producto, sino de la innovación que este implica. AMATI ES LA PRIMERA BEBIDA DE AMARANTO A NIVEL MUNDIAL empacada en Tetra Pak. Por lo cual es un orgulloso referente de la capacidad de los ecuatorianos.

Hoy nos sentimos profundamente orgullosas de presentar una bebida natural, de alta calidad y que refleja el potencial de los emprendedores ecuatorianos.

Nelly aún consume su bebida a diario, sin embargo ya solo toma uno de los medicamentos recetados por el neurólogo. Su mejoría es incuestionable y continua día a día. Hoy más que nunca se encuentra comprometida con el desarrollo de productos naturales y saludables elaborados a base de Amaranto.

Amati Bebida de Amaranto